Ing. Civil Felipe Contreras Ing. Civil Felipe Contreras SJE MESIS AUDIO

Alianza pide aumento a tarifas; mantiene las mismas unidades

El pasado viernes el dirigente de la Alianza alertó sobre un posible aumento a la tarifa de transporte, sin embargo el servicio no ha mejorado a pesar de existir un Plan de Movilidad Urbana

Articulo por: Lunes 27 junio, 2016

En 2013 se planteó el Plan Integral de Movilidad Urbana y hasta la fecha la autoridad estatal no ha concretado ni siquiera la renovación del parque vehicular.

transporte

Sobre el tema, el dirigente del sindicato de choferes Alianza, Raúl Medina Samaniego asegura que no se ha logrado concretar nada porque la Confederación de Trabajadores de México (CTM) sintió amenazados algunos intereses.

En el informe Especial sobre el Derecho a la Movilidad que publicó la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) en 2012 se reconoce que la movilidad constituye un elemento esencial para la vida digna, así como el desarrollo armónico de las personas y las sociedades, es por tanto un derecho humano en configuración.

Se desconoce si fue en atención a los derechos humanos, pero en mayo de 2012 la Dirección General de Transportes del Estado (DGTE) en coordinación con otras áreas del Gobierno estatal inició una serie de estudios que concluiría en junio de 2013 y que darían como resultado un Plan Integral de Movilidad Urbana Sustentable.

A tres años de haber presentado dicho proyecto de movilidad, Arturo Martínez Navarrete, asesor técnico de la DGTE explica que este plan se diseñó para construirse en 30 años y solo la primera etapa costaría alrededor de mil 80 millones de pesos, de los cuales el Gobierno del Estado tendría que desembolsar la cantidad de 600 millones de pesos mientras que los sindicatos de transportes les tocaría pagar 480.

Al gobierno le correspondería la creación de infraestructura, nuevas vialidades exclusivas para transporte público, paradas de autobús, rampas para personas discapacitadas, control de tráfico mediante la semaforización y la instalación de cámaras para monitorear el flujo de personas en los diferentes medios de transporte, entre otras.

En el proyecto inicial se consideran 50 kilómetros de ciclovías y 18 kilómetros de carriles de circulación para el transporte público, el primer par vial iniciaría en la calle Estroncio del Boulevard Francisco Villa, sigue por Felipe Pescador, baja por Victoria hasta 5 de Febrero y sube por Juárez, de nuevo a Felipe Pescador.

Otro par vial contempla bajar por la calle Independencia hasta la Avenida 20 de Noviembre y subir por Hidalgo hasta el Boulevard Felipe Pescador y al sur de la ciudad la idea es conectar el Centro Histórico con la Plazuela Baca Ortíz mediante una estación de transferencia subterránea.

En esta etapa a los transportistas les tocaría renovar el Parque Vehicular.

En aquel 2013 se estableció que en Durango el 50 por ciento de los 630 autobuses de transporte urbano que circulan a diario realizan un promedio de 240 mil viajes y por tal motivo debían sacarse de circulación puesto que ya cumplieron su periodo de vida útil.

Sin embargo, tres años después, Martínez Navarrete lo piensa un poco y luego responde qué apenas el cinco por ciento de los autobuses han sido renovados, en su opinión porque en Durango no se ha erradicado la idea de paternidad gubernamental, a pesar de prestar un servicio por el que reciben una remuneración.

Esto es algo que el dirigente del sindicato de choferes de la Alianza, Raúl Medina Samaniego niega, pues afirma que actualmente en su sindicato solo el 30 por ciento de las unidades no cumple con las especificaciones de la DGTE, lo que equivale a 60 autobuses.

Miguel Ortega Soto, propietario de una unidad que pertenece a la Base de Autobuses Anaranjados, ofrece una perspectiva diferente al afirmar que la causa por la que es tan difícil adquirir una nueva unidad son las tarjetas que la DGTE ofrece para estudiantes, personas con capacidades diferentes y adultos mayores.

Explica que cuando inició el subsidio solo el 30 por ciento de los usuarios pagaban cuatro pesos, pero ahora la tendencia se ha revertido y solo el 30 por ciento de las personas pagan tarifa completa, lo que consideran injusto y un abuso por parte de los usuarios ya que han retirado tarjetas que no corresponden a quién las usa.

Este hombre, que ha trabajado desde los 17 años como conductor y desde los 12 apoyaba a su padre en el autobús de la familia, afirma categórico que las personas quieren pagar poco y para ello, dan diversas explicaciones y enumera:

“Me duele la columna, uso lentes, me torcí el pie, porque estoy jodido”, dice con expresión de incredulidad.

Los costos de las unidades y el gasto en refacciones tampoco ayuda para tomar la decisión de comprar un autobús nuevo, hace seis años una unidad tenía un costo final de un millón 900 mil pesos, hoy el costo inicial es de un millón 950 mil pesos, es decir la mensualidad equivale a los 30 mil pesos que un camión gana al mes.

Tendría que pagar el 100 por ciento de lo que recibe solo a la letra del autobús. Es absolutamente incosteable.

La presidenta de la Comisión de Transportes en el Congreso del estado, la priista Anavel Fernández Martínez se pronuncia a favor de que los gobiernos de los tres niveles otorguen subsidios para la renovación del parque vehicular en Durango.

El argumento es que el transporte es imprescindible para el bienestar de los ciudadanos y ante la posibilidad de recortes anunciados por el Gobierno de la República le tocará al Gobierno del Estado, ahora a cargo del panista José Rosas Aispuro Torres buscar la forma de financiarlo.

El Plan Integral de Movilidad Urbana ha estado en análisis de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHyCP) desde 2013, aún no se decide si el Plan tendrá luz verde y con ello recursos para iniciar los trabajos de creación de infraestructura vial, esto en la versión de la DGTE, en voz de su asesor técnico.

Medina Samaniego afirma que el freno al proyecto vino desde el sindicato de transportes de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) debido a que afectaba intereses particulares, personalmente dice que no se explica qué intereses se vieron amenazados si mejores vialidades y mejores unidades de transporte urbano benefician a todos.

En eso coincide Arturo Martínez Navarrete, quien considera que para Durango este es el momento de tomar medidas que ayuden a resolver el problema que de inicio provocó la falta de planeación urbana de la qué adolece la capital duranguense con sus avenidas estrechas con macetones peligrosos y su falta de estacionamiento y que en un futuro provocará no sólo caos vial, sino también problemas de contaminación por el incremento de vehículos.

En el caso de los 81 consecionarios de la Base de Autobuses Naranja su manera de contribuir para hacer la ciudad más transitable es brindando un servicio de calidad que priorice al usuario sobre el reloj checador, con unidades en buen estado y con operadores capacitados, la idea, explica Manuel Ortega en la oficina de la base es convertirse en una empresa en toda regla.

Como la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal explica, la movilidad es un derecho en configuración, prácticamente nadie reconoce como una violación a sus derechos humanos el pagar para viajar en un autobús atiborrado durante las horas pico o la falta de unidades adaptadas para personas con capacidades diferentes porque subirte o no al autobús es una decisión propia.

Medina Samaniego incluso afirma que desde 2013 cuando en Durango se introdujeron las primeras unidades con elevador para silla de ruedas prácticamente nadie las ha utilizado debido a que no se han establecido rutas específicas para recoger a quienes sufren una discapacidad motora.

La máxima reza qué “se necesitan dos para bailar un tango” y así como se responsabiliza a los conductores de no detenerse a pesar de solicitar la parada con anticipación, de arrancar antes de que el usuario termine de subirse, de conducir unidades viejas y en mal estado o de ir jugando carreras poniendo en riesgo la seguridad de los usuarios y peatones también es verdad que hay poca cultura general sobre transporte público.

En Durango ni conductores ni usuarios respetan las paradas establecidas, casi nadie le cede el asiento a un hombre que carga un bebé y los asientos preferentes son utilizados por usuarios que no entran en el rango ni de mujer embarazada, ni de anciano y tampoco muestran un problema físico, además que prácticamente todas las unidades son dañadas por los mismo usuarios, que pintan un graffiti o dañan los asientos y cristales o simplemente tiran basura.

Durango

El tiempo por Tutiempo.net

Dólar

México Venta: $ 19.07
EUA Compra: $ 17.72
  • Sondeo

    • ¿Quién debe encabezar la 1a fórmula al Senado por el PAN?

      View Results

      Loading ... Loading ...