SJE MESIS AUDIO

La estampida hacia la nada

Articulo por: martes 29 enero, 2019

Desde la redacción de @loscabareteros ponemos a su consideración la “Columna de columnas nacional” del martes 29 de enero 2019. La estampida hacia la nada: Ya les tumbó el aeropuerto, ya borró la reforma educativa, ya suspendió en los hechos la energética… pero ellos creen que es muy pronto para debatir. ¿No será que en realidad no saben, no pueden estar mal con el de arriba, sea quien sea? ¿A dónde se habrán ido todos y qué les hará creer que hay retorno digno desde la nada que hoy son?

Rayuela

Gracias a Sheinbaum, bicicletas y patinetas camparán a sus anchas por los espacios peatonales. Eso sí, pagarán peaje.

La estampida hacia la nada

Salvador Camarena, escribe en El Financiero, lo siguiente: “Poco se le puede reprochar a Andrés Manuel López Obrador, si de encontrar incongruencias entre lo que dijo como candidato, y lo que ha hecho como Presidente. (…) Cierto: el dar reversa a su promesa de mandar al Ejército a los cuarteles constituye la gran excepción a la regla lopezobradorista. Pero salvo eso, quien se diga sorprendido con lo que hemos visto estos sesenta días, es porque no quiso oír gran cosa todos estos años. Para bien y para mal. Dicho de otra manera, a Andrés Manuel López Obrador no se le puede culpar de, cada día, empujar con envidiable ímpetu por instalar el modelo de país que él predicó como promesa. La pregunta es dónde están hoy en el debate público aquellos empresarios y políticos que durante largos años –y una energía hoy extinta– sostuvieron que la posibilidad de que López Obrador se hiciera con la Presidencia significaría un enorme retroceso para el país. Andrés Manuel, como presidente, se parece al de sus mítines –lo mismo en los de pobre asistencia, como cuando reinició sus andanzas por el país luego de levantar el plantón de la protesta de 2006, que aquellos donde la esperanza volvía a prender multitudes–; se asemeja –igualmente– al de sus libros, al de sus entrevistas. Avisados estábamos. Él no ha cambiado. Los que cambiaron están en otra parte. Están con ganas de que les permitan besar la mano del cambio que abominaban. O en ninguna, que es la peor de las partes en la que uno puede decidir estar. Hay un abismo entre hacer cosas para que le vaya mal al gobierno (cosa que a México no le conviene), y decidir que lo mejor para “no estorbar” a la nueva administración es abandonar el debate. De hecho, es más sencillo argumentar que al país le irá peor por la desaparición misma de la escena pública de aquellos que defendían una ortodoxia (que muchas veces era socavada en la realidad por ellos mismos, pero esa es otra cosa). Esto no es binario: opinar no implica boicotear; disentir en algo no significa descalificar al todo. Esa es la trampa en que hemos caído, quizá caímos ahí en parte por la virulencia de las redes sociales. Pero el debate existía antes de éstas, era mucho más amplio que lo que vemos hoy en éstas, era útil para todos, tanto que incluso durante los tiempos del partidazo se acuñó una frase clásica al respecto: lo que resiste, apoya. Hoy en cambio vivimos una estampida donde la bufalada empresarial y política hace un silencio estruendoso al huir de su responsabilidad de abrir y nutrir el debate. Hay excepciones, claro está, y no es menester nombrarlas, son tan pocas que en una de esas sobran dedos de las manos al enumerarlas. ¿Los demás dónde se habrán metido? ¿Ni modo que crean que caben todos en una servilleta efímera que, como bien se sabe de las cosas solitarias, no hace verano? Hay unos de esos que van por los pasillos argumentando que no han llegado los tiempos de salir, que es muy pronto, que Andrés está muy fuerte… Ya les tumbó el aeropuerto, ya borró la reforma educativa, ya suspendió en los hechos la energética… pero ellos creen que es muy pronto para debatir. ¿No será que en realidad no saben, no pueden estar mal con el de arriba, sea quien sea? (…) Tiempos interesantes vivimos. Morena gana todo en el día a día en un panorama donde en un país de 120 millones apenas se oyen unas cuantas voces que dicen en público “así no, Presidente, negociemos, pactemos”. ¿A dónde se habrán ido todos y qué les hará creer que hay retorno digno desde la nada que hoy son?”

Otra vez Michoacán; ahora se le indigesta a AMLO

En El Universal, Salvador García Soto, escribe que: “Como en los últimos sexenios, otra vez Michoacán vuelve a ser foco de tensión nacional. […] Para el Presidente Andrés Manuel López Obrador el conflicto local de la CNTE, con su bloqueo de dos semanas a las vías ferroviarias, provoca ya un problema nacional con pérdidas millonarias a la industria, mientras el gobierno federal y el estatal se lanzan la responsabilidad. A diferencia de sus antecesores, que mandaron rápidamente soluciones de fuerza, con el envío de tropas militares y federales a Michoacán, López Obrador decidió atenderlo por la vía de los recursos y mandó mil millones de pesos para el pago de salarios atrasados que el gobierno estatal del perredista Silvano Aureoles se declaró en incapacidad de pagar desde el año pasado. Pero el dinero enviado por la Federación no fue suficiente y la combativa sección 18 del magisterio disidente se negó a levantar el bloqueo de las vías del tren y respondió a los llamados ‘a la conciencia’ del presidente y a que no afecten con sus acciones el transporte de carga ferroviario, que exigir el pago de sus salarios y de supuestos adeudos de 5 mil millones de pesos ¡no es por capricho, sino porque es lo que nos corresponde! […]. Y Silvano, que ayer estuvo en el Senado donde recibió el respaldo de la bancada del PRD, se envalentonó y lo mismo cuestionó la interlocución con la Secretaría de Gobernación y ‘el estilo’ de la secretaria Olga Sánchez Cordero ‘que no ayuda’, que anunció una controversia constitucional para pedirle a la Corte que se pronuncie si la Federación debe o no usar la fuerza pública en el desalojo de instalaciones federales […]. Veremos cuánto más dura el conflicto magisterial michoacano y el bloqueo de vías que afecta al estado y al país, y provoca ya quejas de organismos empresariales como la Concamín y la Coparmex que denuncian pérdidas millonarias. Y si la fórmula de López Obrador, de apelar a la ‘conciencia’ de los maestros disidentes y mandarles dinero para sus pagos funciona. Por lo pronto, ayer se sumó la no menos combativa sección 22 con “un paro indefinido” de los maestros en Oaxaca. Con Michoacán ya éramos muchos y parió la CNTE”.

Los maestros michoacanos, en primero y 10

Raymundo Rivapalacio, escribe en El Financiero, lo siguiente: “El encabezado principal en la primera plana de El Financiero de ayer lunes no dejaba duda del impacto económico que está teniendo el bloqueo de ferrocarriles en Michoacán: mil millones de pesos de pérdida diaria. Si se cumplieron dos semanas de sabotaje de maestros al aparato productivo, en protesta porque les deben salarios y aguinaldos, ya suman 14 mil millones de pesos las pérdidas, 14 veces más de su demanda original y casi 30 por ciento de las nuevas demandas que están haciendo al gobierno federal. Lamentablemente, el costo sigue creciendo. Lourdes Aranda, vicepresidenta de Relaciones con Gobierno y Comunicación de Ferromex, la empresa más afectada, dijo que han dejado de circular 300 trenes que tienen dos millones de toneladas en mercancías en 800 mil contenedores que no se han entregado. La tarde del lunes, anticipó en una entrevista en Foro TV, ello produciría una quiebra técnica en la industria acerera. Ya ocasionó que se interrumpiera la exportación de automóviles, porque la línea de entrega de autopartes se rompió; que decenas de trenes con combustible varados en ambos lados de la frontera norte afecta a 150 mil automóviles en el centro del país, y que toneladas de cemento no han podido ser embarcadas en Chihuahua y Nuevo León. El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo en su conferencia de prensa matutina que 200 millones de los mil que originalmente exigían los maestros michoacanos por concepto de salarios de 2017 y 2018, además de aguinaldos, fueron entregados el viernes, y que en el curso del lunes se les darían los 800 millones restantes. López Obrador confió que con este pago se resolvería la situación que está estrangulando a la actividad económica en la parte centro y noroeste del país. Los maestros de la Coordinadora Nacional, que es disidente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, hicieron lo que siempre hacen, escalar el conflicto para sacar mejores dividendos. Ya no exigen mil, sino cinco mil, además de plazas que, de acuerdo con la prensa, le concedió la Secretaría de Hacienda el viernes pasado. Cinco mil nuevas plazas para ellos, con una carga al erario anual de 780 millones de pesos. La disidencia magisterial es inmanejable, y el gobierno debe tomar la experiencia de la administración del presidente Enrique Peña Nieto, donde para poder llegar al final del sexenio sin procesos de desestabilización continua, tuvieron que abrir la cartera y desembolsar millones de pesos y miles de plazas, para apaciguar la protesta social. Los aliados electorales de López Obrador no comparten su proyecto de nación y, como lo está demostrando la sección michoacana de la Coordinadora, la más chica en número pero la más ideológica, sí puede complicarle el arranque de gobierno con sus viejas estrategias. Bien le haría al presidente recordar lo que son los maestros disidentes y lo que le van a hacer”.

Vía libre por la vía del soborno

En Milenio, Carlos Marín, escribe que: “Andrés Manuel López Obrador pide a la CNTE cobrar ‘conciencia’ del daño económico que está provocando con su plantón en las vías férreas de Michoacán. Ya fue atendida su exigencia de dinero, apuntó, y sugiere que levante el bloqueo porque continuarlo será más bien por ‘capricho’ y, de persistir, sus militantes se verán ‘mal’ ante la sociedad, ‘se van a debilitar mucho como organización’ […]. Su llamado a la facción magisterial es tan estéril como todos los que ha desoído en su historia, caracterizada por extorsiones, abandono de las aulas, vandalización de instalaciones y cachetonería para reclamar contrataciones y prestaciones extracontractuales. Lo que le hizo la CNTE a Oaxaca en 2006 fue devastador y el conflicto se acabó con el soborno de 25 millones de pesos […] al dirigente de la Sección 22, Enrique Rueda Pacheco. En ese contexto se inscribe la demanda para el otorgamiento de cinco mil plazas automáticas a normalistas y eventuales, a fin de que no tengan que presentar exámenes de oposición […]. Ante las voces que piden al gobierno de AMLO intervenir para que cese la obstrucción de las vías, el Presidente dijo ayer que a los plantados ‘no se les va a reprimir’, y que son ellos quienes deben reflexionar sobre los daños a la economía que han estado provocando desde hace un par de semanas. Nadie, sin embargo, ha pedido que se les ‘reprima’, pero sí que se les desaloje y para esto solo hay dos modos: platicar con los líderes, tratar de convencerlos y ‘negociar’ el fin del sabotaje, o la presencia disuasiva de una o más corporaciones policiaco-militares con efectivos suficientes, pero desarmados, que ante visitadores de la CNDH y notarios públicos avancen a lo largo y ancho de los tramos de vía objeto del bloqueo, empleando la fuerza legítima de sus músculos para cargar a los activistas que se resistan. López Obrador dijo textualmente: ‘No voy a dar la orden de reprimir al pueblo. ..’. Muy bien. Pero quienes acampan en esas áreas federales no son “el pueblo”, sino una parte ínfima del magisterio que se comporta como populacho”.

La CNTE (desde la barrera o desde el ruedo)

En Excélsior, Yuriria Sierra, escribe que: “dice el dicho que ‘no es lo mismo ser borracho que cantinero’, en clara alusión a que las decisiones que uno toma dependen del lado de la barra en el que se encuentre sentado. No es lo mismo prometer la resolución de conflictos o la eliminación de reformas que no acomodan, a cambio de apoyo […]. Eso le sucede hoy al gobierno de Andrés Manuel López Obrador, quien, en menos de dos meses, ha visto cómo los varios años en campaña distan mucho del ejercicio de gobierno. A la CNTE le prometió echar abajo la Reforma Educativa y ya casi les cumple, pero parece ya no estar tomado tan de la mano de la coordinadora, por el contrario, observa cómo el actuar de ésta provoca daños que sólo podrán evitarse con una muy pulida práctica de gobierno. Y para ello, indudablemente, tendrá que enfrentarla. Hoy se cumplen 15 días de bloqueos en vías ferroviarias en protesta por falta de pago de la nómina magisterial en Michoacán […]. Quienes fueran aliados de López Obrador durante la campaña, hoy están en batalla contra el Gobernador Silvano Aureoles, pero es el gobierno de México el que debe tender la mesa para la resolución del conflicto, cuyas afectaciones van mucho más allá del ámbito local, pues, además de los daños económicos, están provocando la movilización de docentes en otros estados […]. López Obrador garantizó que no usará la fuerza para terminar con los bloqueos, a pesar de la presión de organismos como la Coparmex, que buscan reducir el margen de afectaciones en el sector económico, luego de dos semanas de bloqueos. Pero para hacer valer el Estado de derecho, como lo están pidiendo, el gobierno de México debe entrar en una disyuntiva: ésa que le muestra que gobernar va mucho más allá de la campaña. Además del conflicto magisterial, ¿qué otros pendientes le dibujarán distinto la perspectiva con la que hizo tantas promesas y por las que se hizo de aliados? ¿Cómo podrá quedar bien con ambas partes: ellos y su ejercicio de gobierno?”.

El parámetro michoacano

En Milenio, Carlos Puig, escribe que: “en medio de un millón de cosas, de nuevos programas, de arrancar la administración con nuevos conductores, de una guerra contra la delincuencia organizada formada alrededor del combustible, de un escenario mundial que no ayuda, de caravanas migrantes y muros invisibles, la vieja realidad hizo su aparición en la manera de maestro de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, unas vías del tren fundamentales y el complicado y desastroso arreglo fiscal mexicano. Y la realidad se ha complicado. Las cuentas del Consejo Coordinador Empresarial son las siguientes: desde el 14 y hasta el 25 de enero al menos 180 trenes no habían logrado pasar, lo que significó una afectación de 8 mil 600 contenedores y al menos mil 750 millones de toneladas en insumos y productos. Frente a esta realidad, el Gobernador Aureoles y el Secretario de Comunicaciones y Transportes regresan a sus tiempos de secundaria y se pelean en Twitter. Algo similar sucede entre López Obrador y Aureoles. El Presidente de la República dijo ayer en la mañanera: ‘Nosotros no vamos a caer en ninguna provocación. Si son fines políticos, no vamos nosotros a ceder ni a reprimir. Cada uno se va a hacer responsable de sus actos. Cuando hay una actitud de intransigencia, cuando no hay una causa justa por la que se protesta, sino son otras razones, la misma gente se da cuenta y esto no ayuda a ninguna organización’. Y luego aclaró que ‘no es una responsabilidad del gobierno federal, es del gobierno del estado’. Aureoles desde Michoacán le dijo al Presidente que no le mandará mensajes en las mañaneras y que venía pidiéndole una cita desde diciembre, el gobierno federal lo cita para la tarde, la reunión sucede y Aureoles agradece y celebra que lo haya recibido Esteban Moctezuma, informa que le darán más adelantos de dinero y se hará una ‘mesa’ para escuchar a los maestros. No sabemos si los maestros, esta vez, considerarán suficiente el nuevo dinero. Las vías, al momento que entrego este texto, siguen bloqueadas. Y yo me pregunto: ¿Por qué falta tanto dinero […]? ¿Es cierto? ¿Quién los prometió? […] ¿O todo será cosa de repartir una lana, levantar el bloqueo y cada uno a su casita felices?”.

La buena conciencia de la CNTE

En Excélsior, Jorge Fernández Menéndez, escribe que: “el Presidente López Obrador ha apelado a la buena conciencia de la CNTE para que abandone los bloqueos de las vías férreas que unen los principales puertos del Pacífico con el centro del país porque, dice, él nunca reprimirá al pueblo […]. No se puede apelar a la buena conciencia de la CNTE porque, sencillamente, no la tiene. Es una organización que se creó para luchar contra la burocracia sindical y que muy rápidamente se transformó en una extraña mezcla de grupos muy radicales acompañados por oportunistas que han hecho del chantaje su forma de operación: la CNTE bloquea, toma, exige dinero y posiciones, luego se repliega, no cumple con sus compromisos y vuelve a iniciar el ciclo de bloqueo, toma y chantajea para aumentar sus espacios de poder y sus recursos […]. Se equivoca el Presidente López Obrador: los bloqueos de la CNTE no son un problema del gobierno estatal, son un problema suyo, del gobierno federal, y lo es por partida doble: primero, porque esa organización es parte de la coalición política que lo llevó al poder y, por lo tanto, tiene una responsabilidad, aunque sea indirecta, en tener control sobre sus acciones. Tan es así que la CNTE ha sido en estos dos meses beneficiada con recursos, amnistía a sus dirigentes (aunque estuvieran detenidos por delitos tan graves como el secuestro de niños) y posiciones políticas. Es también responsabilidad del gobierno federal porque la CNTE está bloqueando vías federales de comunicación, y con ello está paralizando la economía de todo el centro del país, ya seriamente afectada por el desabasto de gasolina. Se pierden por la acción de la CNTE unos mil millones de pesos diarios. No se puede apelar a la buena conciencia de la CNTE sin tomar acciones que garanticen los derechos de los miles de productores, trabajadores y comerciantes que son afectados por su accionar. El gobierno federal tiene una responsabilidad con todos que no puede ignorar y como tal debe asumirla […]. Con la coordinadora, los costos siempre los paga la sociedad. Un gobierno no puede apelar a la conciencia de quien lo chantajea y boicotea, tiene que hacer política y actuar”.

En Matamoros, avance obrero

Julio Hernández López, en La Jornada, escribe lo siguiente: “La tradicional visión centralista ha impedido valorar a plenitud lo que sucede en Matamoros, Tamaulipas, donde decenas de miles de trabajadores de empresas maquiladoras instalaron el pasado viernes, a partir de las dos de la tarde, banderas de huelga para exigir un aumento salarial de 20 por ciento y el pago de un bono de 32 mil pesos. Julia Leduc, corresponsal de La Jornada, ha informado con puntualidad de esos hechos, que han llevado ya a varias firmas de maquila a aceptar la nueva realidad y a aprobar las demandas de los trabajadores. Todo eso en un contexto de acoso y provocaciones a los huelguistas por parte de corporaciones policiacas a cargo de autoridades municipales y estatales (el gobernador panista Francisco García Cabeza de Vaca cumple el mismo papel de gerente testimonial que sus antecesores priístas), del clásico amago de los representantes empresariales de irse y cerrar fuentes de empleo, la estigmatización de abogados obreristas y activistas como agitadores. El movimiento matamorense no proviene de la estructura clásica de mando de los sindicatos charros: la presión de los trabajadores obligó a su zigzagueante dirigente formal a caminar conforme las exigencias masivas, y entre los activistas se encuentran formaciones de izquierda no electoral, algunas de corte marxista, que han organizado el descontento colectivo. Vale mantener la atención en lo que sucede en aquella parte de la frontera tamaulipeca, donde avanza la primera victoria proletaria, así sea parcial, durante un gobierno federal, el lopezobradorista, que no impulsa especialmente este tipo de luchas, pero puede darles cobijo legal y apoyo político”.

Se tapan las fugas

Excélsior, Frentes Políticos, asegura que: “la Secretaría de Hacienda anunció una serie de medidas para fortalecer la capacidad productiva de Pemex, por medio de éstas estima que liberará alrededor de 11 mil mdp de recursos por año, alcanzando un total de 66 mil mdp disponibles para invertir en 2024, los cuales serán destinados ‘única y exclusivamente a inversión en exploración y producción’. Además, elementos de la Marina y de la Agencia de Investigación Criminal decomisaron 850 mil litros de hidrocarburo de dos buques que navegaban frente al puerto de Dos Bocas, en Tabasco. Y de acuerdo con el titular de la UIF de Hacienda, Santiago Nieto, han sido detenidos en flagrancia 558 sujetos pertenecientes a bandas de huachicoleros. En un año, el robo de combustible no existirá. A este ritmo, lo creemos”.

Tensión por desabasto de vacunas

El Universal, Bajo Reserva, asegura que: “un desabasto en la vacuna doble y triple viral, que entre otras afecciones protege contra el sarampión, trae en jaque a autoridades de la Secretaría de Salud, nos cuentan. La adquisición de esta vacuna, explican, no formó parte del proceso de transición y por lo tanto no ha llegado a la población. La angustia al interior de la Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud crece luego de que en Estados Unidos se declaró un estado de emergencia porque 35 menores de edad que viven en Washington contrajeron la enfermedad. En el sector salud, que encabeza el secretario, Jorge Carlos Alcocer, se truenan los dedos con la esperanza de que no surja un brote de la enfermedad y nos dicen que están haciendo lo posible por adquirir las dosis de inmunización. No hace falta que les recuerden que tan solo el año pasado se detectaron cinco casos, y aunque entonces la administración presumía que todos eran importados y que el último contagio autóctono se reportó en los años noventa, con los virus, nunca se sabe”.

Venezuela: dominio y deterioro

En Milenio, Héctor Aguilar Camín, quien escribe que: “cuando el poder es total sus consecuencias calamitosas no lo disminuyen. A menudo lo fortalecen, pues no queda frente a su red aplastante sino morir, huir, adherirse o resignarse […]. Es la lección del comunismo soviético, en todas sus fases, antes, durante y después del estalinismo […]. Esta ha sido también la enseñanza de la Revolución cubana, donde el deterioro ha ejercido su dominio por más de medio siglo sin que el poder cejara gran cosa en su jefatura […]. Hace rato nos parece que Venezuela no puede estar peor ni Maduro sostenerse por más tiempo en el poder. Pero Venezuela empeora y Maduro conserva el poder. Gerver Torres puso en 14 gráficas el drama del deterioro venezolano. Cito cinco. El ingreso per cápita perdió 50 por ciento de su valor entre 2013 y 2018. La producción de petróleo cayó de 2.4 millones de barriles diarios en 2015 a 1.2 millones en 2018. La inflación subió del 14 por ciento anual en 2012 a un millón por ciento en 2018. La población que está abajo de la línea de pobreza pasó de 29 por ciento en 2013 a 87 por ciento en 2017. La tasa de homicidios subió de 25 por cada 100 mil habitantes en 2014 a 280 por cada 100 mil en 2016. El deterioro venezolano bajo el dominio dictatorial de Maduro debe ser detenido, porque está visto que no se detendrá solo. México se ha negado a poner en esto su grano de arena”.

El Destape

Reforma, Templo Mayor, asegura que: “por sus 50 años, el senador Cruz Pérez Cuéllar se regaló oootro destape como aspirante a la gubernatura de Chihuahua… aunque faltan dos años para las elecciones. El banderazo a la precampaña del ex panista lo dio su coordinador, Ricardo Monreal. Cuando en el PAN no lo hicieron candidato, Pérez Cuéllar se pasó a Movimiento Ciudadano y, obviamente, perdió la elección ante Javier Corral. De ahí volvió a cambiar de bando y se fue a Morena, donde espera que el impulso del lopezobradorismo alcance hasta 2021. Para todos fue evidente que su fiesta de cumpleaños del sábado tuvo un fuerte perfil político. Lo único que dejó dudas es: ¿en qué parte del proyecto de austeridad se inscribe el pachangón para cientos de personas?”

@loscabareteros

Durango

El tiempo por Tutiempo.net

Dólar

México Venta: $ 20.66
EUA Compra: $ 19.25
  • Sondeo

    • ¿Crees que las grandes obras del país deben ser consultadas?

      View Results

      Loading ... Loading ...