SJE MESIS AUDIO

Así puedes controlar tu vejiga cuando no hay baño cerca

Articulo por: sábado 20 junio, 2020

No hay sensación más desesperante que cuando te está “ganando la pis” y no tienes un baño cerca o está ocupado ¡Es de terror! Porque una vez que la vejiga está llena busca la manera de vaciarse y aunque no padezcas incontinencia urinaria sí podrías pasar por un momento bochornoso, por ello, en Salud180 te decimos cómo controlar tu vejiga cuando no tienes un baño cerca para evitar “accidentes” ¡Claro que funciona!

De acuerdo con especialistas de Mayo Clinic, la incontinencia urinaria es la pérdida de control de la vejiga y su efecto varía dependiendo de la gravedad del caso, pero va desde tener pérdidas de orina al toser o estornudar hasta tener unas ganas incontrolables de orinar y no poder llegar a tiempo al baño, tal como te explico en esta nota, pero si ese no es tu caso, apréndete bien estas maneras de controlar tu vejiga y estarás del otro lado.

Siéntate, tu cuerpo tiene que estar recto, pero relajado

Esta posición puede ayudarte a contraer los músculos que están alrededor de la vejiga, pero no te encorves, lo ideal es que te sientes con la espalda recta para aliviar un poco la presión sobre la vejiga y así disminuir la urgencia de ir al baño.

Distrae tu mente y piensa en otra cosa

Lo he aplicado y me funciona muy bien, cuando la vejiga está más o menos a la mitad de su capacidad, los nervios que se encuentran en esta parte del cuerpo envían señales al cerebro para avisar que es momento de ir al baño. Sin embargo, esta necesidad de orinar puede ser que no sea tan urgente como crees y distraer tu mente puede frenarla durante un tiempo. Inténtalo la próxima vez que necesites un baño y esté ocupado, piensa en otra cosa o revisa tu celular y verás que esta sensación desaparece casi al instante.

Aprieta los glúteos

El control de la vejiga depende mucho de los músculos del suelo pélvico, los cuales, se encuentran alrededor del conducto para orinar. Apretar los glúteos varias veces es un ejercicio básico que permite tensar los músculos que nos ayudan a retener la orina dentro de la vejiga para evitar cualquier tipo de fugas. Este ejercicio me encanta porque puedes hacerlo en cualquier postura, tanto de pie como sentado y es muy efectivo.

Procura no reírte ¡No es broma!

Cuando te ríes, los músculos del abdomen se contraen y ejercen presión sobre la vejiga. Sin embargo, el músculo del esfínter, que cierra la uretra para evitar fugas, se relaja con el aumento de presión, lo cual, puede provocar pequeños “accidentes”, lo ideal es que no trates de reírte cuando tengas ganas de orinar.

Ahora que ya sabes algunas maneras eficaces para controlar tu vejiga cuando no tienes un baño cerca y evitar “accidentes” no dudes en aplicarlos la próxima vez que necesites utilizar el inodoro, estoy segura que te servirán muchísimo.

Excélsior

Durango

El tiempo por Tutiempo.net

Dólar

México Venta: $ 20.66
EUA Compra: $ 19.25
  • Sondeo

    • ¿Crees que las grandes obras del país deben ser consultadas?

      View Results

      Loading ... Loading ...