Elliot Page sufrió un ataque de pánico en la promoción de “Origen”

El intérprete acabó colapsando en su habitación de hotel durante el estreno del film de Christopher Nolan.

02/05/2021

En diciembre de 2020 Elliot Page reveló ser un hombre trans vía, causando un gran revuelo en Hollywood. Como contó en una entrevista posterior concedida a Time, ahora sigue vinculada a The Umbrella Academy y no deja de recibir ofertas. “Tengo muchas ganas de trabajar ahora que soy realmente yo”, aseguró durante una entrevista ya histórica, que antecedía una prometida aparición en televisión. De este modo, y luego de una nueva charla con los medios donde arremetió contra las leyes antitrans, el protagonista de Hard Candy ha sido invitado al programa de Oprah Winfrey, donde ha dado un valioso testimonio de cómo fue su carrera previa a que revelara su verdadera identidad, y los problemas de salud mental que este margen le acarreó.

De este modo, Page recuerda con especial dolor los días del tour de prensa de Origen, dirigida en 2010 por Christopher Nolan. La promoción de esta película fue exhaustiva y requirió que el intérprete viajara a eventos de numerosos países, acabando por sufrir un ataque de pánico en un hotel de París. “Había mucha prensa y muchos actos por todo el mundo, y yo tenía que llevar vestidos y tacones a todos los eventos”, recordaba en la entrevista, según recoge ETOnline. Cuando su representante le ofreció llevar tres vestidos a una proyección, fue el momento en que Page se derrumbó. “Perdí el control, fue como un momento cinematográfico”.

“Esa noche, después del estreno, en la fiesta posterior, me derrumbé. Es algo que me ha sucedido con frecuencia en mi vida, y que normalmente se corresponde con un ataque de pánico”. Page señala que no fue algo excepcional en absoluto. “Al final, por supuesto, son como todas esas experiencias desde que eras niño, con la gente diciendo ‘la forma en que te sientas no es femenina, estás caminando como un niño. La música que escuchas de adolescente, la forma de vestir obviamente. Cada aspecto de lo que eres es observado constantemente e introducido en un estándar muy binario. A eso conduce”.

A este respecto, Page también recuerda lo ocurrido con Juno, película dirigida por Jason Reitman que le llevó a la fama en 2007 además de otorgarle una nominación al Oscar. “Fue un momento muy intenso. Recuerdo que me resultaba imposible comunicarle a la gente lo mal que me encontraba porque todo era muy emocionante. La peli fue un éxito sorpresa, me dio a conocer y todo eso, y sentí que no podía expresar todo el dolor que sufría”, explica. “Así que en los Oscar, por ejemplo, no podía mirar ni una foto de esa alfombra roja. La gente podía verlo y decir ‘oh, dios mío, está llorando la noche que fue a los Oscar’”.

“Creo que, nuevamente, eso impide que nos permitamos sentir sólo el dolor, sino también reflexionar sobre él, incluso sentarse y sacarlo todo a relucir y enfrentarse a ello”, concluye.


Compartir: