Ridley Scott quiere dirigir próximamente un western y un musical

Acaba de presentar con grandes aplausos "El último duelo" en el Festival de Venecia.

13/09/2021

A sus 83 años de edad, existe una palabra muy clara para describir a Ridley Scott: profesional. Quizá, también, polifacético, pues al cineasta británico nunca le ha gustado acomodarse en ningún género. A lo largo de su extensa carrera ha mostrado cierta preferencia, si acaso, por la ciencia ficción y el drama de época, pero sin llegar a parecer un escenario en el que permanecer mucho tiempo. Con el reciente estreno de El último duelo en el Festival de Venecia muchos han señalado la buena forma creativa del cineasta, y se han dejado caer las semillas para futuros proyectos. Uno de ellos, Kitbag, ya está más que confirmado.

Scott tiene interés desde hace tiempo en llevar la vida de Napoleón al cine, para lo cual ha reclutado tanto a Joaquin Phoenix como a Jodie Comer como la esposa del gran militar francés, Josefina Bonaparte. Esta última ya ha completado sus negociaciones para participar en Kitbag, según pudo asegurar en el mismo festival, y ahora está por ver si repite con Scott en alguna ocasión próxima. Durante la presentación de El último duelo, el cineasta ha asegurado que no tiene intención de jubilarse, y que hay un par de géneros que todavía no ha explorado. “Tiendo a fijarme en material que no haya hecho antes. Busco constantemente algo que sea fresco y diferente”, declaró.

“Nunca he hecho un musical. Nunca he hecho un western. Así que ahora busco eso”. Parece, por tanto, que el director de Alien, el octavo pasajero se plantea debutar en dos géneros tan específicos (y de historia tan celebrada) como el western y el musical, y al decirlo durante la rueda de prensa causó sensación entre sus compañeros de equipo, concretamente Ben Affleck y la citada Comer. Ambos protagonizan El último duelo junto a Matt Damon (quien ha coescrito el guion en compañía de Affleck y Nicole Holofcener) y Adam Driver, y según Scott dejó caer lo del musical Comer reaccionó velozmente. “Ridley, realmente quiero hacer un musical, si es posible”.

La solemne respuesta de Scott (muy serio, como ya empezando a reflexionar en un proyecto juntos) hizo reír a los presentes, y motivó una broma de Affleck. “¿Ves? Ridley puede hacer de todo, ni siquiera puedes bromear con él. Él es como ‘¡claro, haré un musical!’”. Más allá de que este proyecto parezca obedecer a un capricho personal antes que a un proyecto definido, Scott no dudó en expresar su amor por el género musical, destacando Cabaret y Empieza el espectáculo, y aprovechando para alabar a los pioneros. “Gene Kelly era un atleta. También lo era Fred Astaire. Nadie los ha superado”.

El último duelo se estrena este 15 de octubre, y un mes después Scott regresará a las carteleras con su otra película prevista para 2021, La Casa Gucci, que retoma el protagonismo de Adam Driver. A tenor de esta costumbre de trabajar varias veces con los actores, de la que ya se ha beneficiado Comer para Kitbag, no podemos descartar que Scott la acabe efectivamente reclutando también para ese hipotético musical.


Compartir: